Mariana Flores-Renny Ottolina
"A Tale of Love and Darkness

Renny Ottolina vuelve al TEATRO

No hay venezolano que no conozca su nombre. Renny Ottolina se convirtió en un ícono inmortal de nuestra historia. Su liderazgo, carisma y talento comunicacional, lo transformaron en uno de los líderes más poderosos que ha tenido Venezuela. Daniel Jiménez, músico y actor venezolano, decidió rendirle honores al grandísimo maestro de la televisión, con una pieza teatral titulada: “Renny renovado”.

¡Por siempre Renny Ottolina!

Transformando las tablas del teatro en un escenario de televisión idéntico al de “El Show de Renny” (1958-1973), Daniel Jiménez tomó la decisión de hacer un homenaje extraordinario al presentador de televisión más importante de nuestro país y nos contó todos los detalles detrás de este increíble montaje.

“La decisión de hacerle un homenaje a Renny la tomé muy rápido, pero cuando luego analicé, me di cuenta que era un gran compromiso porque nunca en 42 años de fallecido que tiene Renny, se había hecho algo así”, nos comentó el actor.

Pese al riesgo que implicaba encarar al personaje, decidió de corazón embarcarse en una aventura que le cambiaría completamente la vida: “Una cosa es admirarlo y quererlo desde niño como yo, y otra muy distinta es verlo como un personaje a interpretar. Hay una cantidad de detalles que tienes que considerar que antes no notabas”.

La obra “Renny Presenta” fue todo un éxito en sus estrenos, pero tuvo que pausarse debido a la pandemia. Ahora, el Centro Cultural BOD (quien vio nacer este espectáculo), abre sus puertas nuevamente para “Renny Renovado”, un reencuentro con este personaje y con la magistral actuación de Daniel Jiménez. Para reconectarnos con su obra, conversamos con el actor y aquí tienes todos los detalles:

Renny Renovado vuelve a las tablas

Renny Ottolina vuelve al TEATRO
Cientos de personas han disfrutado la obra de Daniel Jiménez y se han reconectado con el mensjae de Renny Ottolina.
-¿Cómo fue el proceso de preparación para poder encarnar a Renny Ottolina?

Vi cientos de videos y comencé todos los días a practicar la voz. Una madrugada en mi estudio, grabé un pedazo en el teléfono en modo selfie y lo publiqué en redes y me acosté a dormir. Al día siguiente, leí los comentarios y me decían ESA ES LA VOZ y desde ese momento lo encontré.

Estudié cuidadosamente toda la gestual de Renny. Cómo mueve las manos, cómo mira la cámara, cómo señala, cómo se quita los lentes, cómo camina, cómo se mueve, cómo fuma. Todas las cosas que él hacía, viendo sus videos mil veces.

Después me tocó internalizarme en el mensaje en sí, que es lo más importante aquí. Más allá de un trabajo actoral o de una producción, lo que queremos transmitir aquí, es el mensaje de Renny que es lo que más hace falta en este momento.

-¿Qué representa Renny Ottolina en la vida de Daniel Jiménez?

Renny era un ejemplo para mi cuando era niño. Una figura inalcanzable. Recuerdo el momento de su muerte, la gran tristeza que generó. Dolió muchísimo y siempre me quedé con esa cosa de que, si Renny hubiera seguido con vida, hubiera sido un gran presidente. Siempre me rondó la idea de que lo de Renny no fue un accidente, sino que fue todo provocadoSiempre lo pensé, desde niño.

¿Qué fue lo más complejo en el proceso de creación del personaje?

Es un hombre muy temperamental, un hombre que tiene muchos picos. Un hombre muy sublime y tierno, muy fuerte, imponente. Autoritario, dinámico, emprendedor. Positivo, un hombre que exigía. La puntualidad, la alta calidad. Él no soportaba nada de mala calidad.

Renny Ottolina vuelve al TEATRO
¿Te atreves a decir cuál es Daniel y cuál es Renny?
-¿Cómo ha cambiado Renny a Daniel? ¿En qué puntos coinciden?

Todo lo que he aprendido de él, lo implemento en mi trabajo y también en mi vida personal. Hay algo que dice Renny sobre la luz roja de los semáforos y más nunca me he atrevido a saltarme una luz roja. Ni se me ocurre porque me acuerdo de Renny.

Renny y yo coincidimos en el amor por el país, el creer en el país, eso nos une. No podría yo medir su amor ni el mío, pero hay un amor muy fuerte. Yo estoy reacio a irme de aquí, aunque vea que no están las cosas bien a mi alrededor. Soy yo quien tiene que cambiar y no echarle la culpa a nadie. No es culpa del gobierno, ni culpa del vecino, es culpa mía que yo no haga lo que tengo que hacer. Voy a hacer mi aporte, que es lo que tengo que hacer.

Es un homenaje a su recuerdo para los que lo conocieron, pero ¿Qué busca lograr este show con el público más joven que no tuvo contacto con él?

Para los que tenemos más de 50, es un reencuentro con el Renny, pero con los jóvenes es la posibilidad de conocerlo y ver la estatura del personaje. Hizo unos aportes indispensables, importantísimos, para la industria de la televisión, de la radio, de la publicidad, de la comunicación.

También quiero que se lleven esa inyección de venezolanidad, civismo, positivismo, alta calidad, que yo siento que nos falta. No tenemos ni hemos tenido jamás, un dirigente político como él. Un comunicador de la estatura de él, ni un productor de televisión.

-Tomando en cuenta los aportes de Renny, ¿La televisión venezolana ha decaído?

Tenemos que ver a Renny para que sepamos que lo que está ahora puede que esté bien, pero eso estaba mejor. Hay que volver un poco atrás para ver que este hombre existió y que hizo todos estos aportes.

La televisión si ha decaído. Los animadores están gritando mucho y las chicas llevan vestidos extremadamente cortos, y esas cosas las podemos corregir hoy, pero hay algo más de fondo y es que veo que no están del todo documentados. Hablan con personas y no tienen toda la información, no se preocupan por llegar un poco más a fondo de quién es esta persona.

Hay muchísimo talento, eso sí, pero tenemos que ir atrás para entender a los niveles a los que podríamos llegar. Es lamentable tener que ir atrás, pero es así.

-¿Cómo organizaron el guion de la obra? ¿Quién lo escribió?

La obra comenzó siendo un micro teatro de 15 minutos, pero decidí extenderlo porque vi que la gente que llegó al micro me decía: «esto se necesita más largo».

Le escribí a Jorgita y nos juntamos y comenzamos a escribir de esto. Todos son citas textuales de Renny Ottolina, aquí no hay ni una frase que esté de más. El guion es de los dos, nos sentamos a escuchar todo lo que Renny dijo y a bajar cosas de las redes. Bolívar Films nos ayudó muchísimo. Libros, revistas, artículos, hasta leí una tesis de grado que está en la UCV. Estuvimos todo un mes leyendo, viviendo y respirando a Renny.

Renny Ottolina vuelve al TEATRO
Daniel Jiménez logra capturar a la perfección la seriedad del mensaje de Renny Ottolina.
Desde el plano espiritual, ¿sientes que te conectas con Renny Ottolina?

Sí, siento que sí. Si ha pasado. Yo todo este trabajo se lo he dedicado a una de sus hijas. a la hija que murió: Rhona Ottolina.

Siento que ella era la verdadera heredera de Renny. Rhona era quien perseguía el sueño de Renny y estoy absolutamente seguro de que si Rhona estuviera viva, estaría conmigo metida en el camerino en todas las funciones, aun con sus limitantes físicas. Ella habría ayudado y habría estado metida de llena en el espectáculo y yo siento que, en esos momentos, hay una conversación.

Recientemente, se están haciendo homenajes a grandes figuras venezolanas, Sofía Ímber con Julie Restifo es un ejemplo. ¿Sientes que apelamos a la nostalgia en momentos de crisis?

Es muy acertado que estemos representando a Sofía y a Renny. Siento que estamos volviendo atrás como para re-descubrirnos, volviendo atrás para darnos cuenta de quiénes somos. Siento que estamos perdidos, sin líderes, sin gente que te indique el camino. Estamos solos, entonces tenemos que volver con los que hicieron un camino importante, para volver a encausarlos por ahí.

-¿Qué se siente volver a las tablas después de tanto tiempo?  ¿Cómo fue reconectarte con el mensaje de Renny?

El teatro es una conexión única en donde todos somos cómplices y partícipes de esa emoción que se está creando, viviendo y desarrollando en ese momento. Estoy muy feliz de volver. El teatro magia entre el espectador y el actor. Este show yo no quise hacerlo en streaming, este show se tiene que vivir.

Yo pasaba la letra siempre, recordaba y ensayaba todo el texto siempre, porque sabía que en algún momento todo se iba a levantar y no quería que me agarrara fuera de base. Desde hace un par de meses, comencé a ver a Reny otra vez. Yo lo tengo internalizado, está ahí y es mío ya. A fin de cuentas, lo que importa es esto: no importa la producción, ni el actor, nada, lo que importa es el mensaje de Renny.

Siempre estoy nervioso antes de cada función y con Reny mas todavía, así como crece el personaje, crece la responsabilidad. Mientras más personas se enteran que esto existe, crece la responsabilidad. Cada vez que hay una función, viene gente al camerino (gente que yo no conozco), y me dicen: «Mira esta foto» (Una foto con Renny). Todo el mundo hacía cosas con Renny. Es maravilloso porque no terminas nunca de llegar al fondo de esto. 

-Renny se está internacionalizando. Hace poco, viajaste a México para presentar el nuevo álbum de la banda Rawayana transformado en Renny. ¿Cómo recibieron a Renny afuera? ¿Veremos la obra en teatros internacionales?

Los chicos de Rawayana hicieron una canción con los Amigos Invisibles y me invitaron a formar parte del video. Me dijeron que tenía que grabarlo en México (ellos están allá) y así fue. Grabamos el video y fue hermoso. Todos estaban impresionados con el parecido. Ellos hicieron la muestra en escena idéntica a lo que tenía Renny, con instrumentos antiguos y todo

Al terminar la escena, me pidieron hacer un pedazo de la obra y todos terminaron con lágrimas. La fuerza de su mensaje es poderosísima y trasciende cualquier frontera.  La misión del 2020 era llevar a Renny a afuera, hacer que los venezolanos pudieran conectarse con la obra pero todo se frenó. Ahora, espero que pronto podamos hacerlo.

La obra es una oportunidad extraordinaria para reconectarse con una de las figuras más importantes de nuestro país. La magia de Daniel, te transporta a los años dorados de la televisión venezolana y te hace darte cuenta de la importancia que tiene entender de dónde venimos, para poder ver hacia dónde queremos ir.

Ver fuente